Formas de Hacer Crecer tu Pequeña Empresa

Emprender es una tarea exigente y compleja, la mayoría de los propietarios de negocios estarán de acuerdo en que el verdadero reto es ampliarlo de manera continua e ir creciendo con una velocidad razonable, disminuyendo así los tiempos de crecimiento.
Uno de los aspectos más difíciles de este desafío es entender que siempre hay nuevos públicos a los cuales llegar, y por tanto debes comprender que tu producción siempre puede ser más eficaz, como también, el beneficio siempre puede ser mayor de lo que es hoy. Entonces, ¿Cómo debemos manejar un negocio si queremos que este siga creciendo y expandiendo sus horizontes de forma constante?
Los siguientes consejos te ayudarán a poner en marcha un proceso de crecimiento continuo. En lugar de hacer frente a un tema específico, estas medidas tienen el propósito de crear oportunidades de evaluación, de cambio y potenciar las oportunidades de éxito. Presta atención y empieza hoy mismo a aplicar todos estos sabios consejos.

1. Divide el año en 4
En lugar de planes de negocios indefinidos, divide el año en cuatro y prepara para cada trimestre un plan de negocio detallado que sea factible y ambicioso al mismo tiempo. De esta manera serás capaz de rastrear el progreso de tu empresa o emprendimiento con mayor facilidad, detectar tus debilidades y reconocer tus puntos fuertes.

2. Diversifica tu estrategia de marketing
Si pones todos tus recursos en solo una técnica de marketing en algún momento podrías toparte con un callejón sin salida. Una combinación de varias plataformas online, marketing tradicional y publicidad que se adapte a tu presupuesto, enviarán tu mensaje a un público más amplio que al que llegarías simplemente utilizando un solo método de comercialización.

3. Presta atención a la retención del cliente
Muchas empresas cometen el error de descuidar su base de clientes existente y mantienen su mirada hacia fuera, sólo con el objetivo de obtener nuevos clientes. Esta es una falla importante. La retención de clientes – el arte de garantizar que tus clientes actuales sigan volviendo por más – es un elemento clave en el mantenimiento de las ventas en curso al obtener el bonus de aquellos clientes satisfechos difundiéndote de boca en boca.

4. Únete a la conversación local
Piensa en cómo tu negocio se puede convertir en parte de una comunidad y trabajar en el fortalecimiento de los lazos locales de forma bilateral. Esto puede ser a través de la participación en foros de negocios de tu ciudad local, mediante el patrocinio de eventos de la comunidad, o asociándote con otras empresas locales para cooperaciones únicas.

5. Considera el outsourcing
Algunos dueños de negocios se encuentran en un lugar donde se hace evidente que para crecer tienen que delegar responsabilidades a otros profesionales. El tiempo y el esfuerzo no son las únicas razones para hacer esto. Es posible que desees tercerizar algunos aspectos de tu trabajo, si crees que una persona ajena podrá realizarlas mejor, contribuyendo así a tu propio éxito. ¿Y no era justo eso lo que querías?

6. Mejorar tu branding
Tu marca es tu identidad comercial. Es como te defines a ti mismo y cómo quieres que tus clientes te vean. Tu logo, los colores de tus productos, las palabras que utilizas para promocionarte – todos estos y más son importantes técnicas de marca que debes optimizar continuamente.